EscríbenosDónde estamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

¿Y tú? ¿Realmente te integras en la moda?

Publicado: 20 de Noviembre de 2019

Es conocido por todos que los productos integrales son más recomendables que los productos refinados, pero esta información hoy en día también está en manos de la industria alimentaria la cual es consciente de la poca adicción que crea en nosotros un producto integral de calidad.

Dicho de otra manera, la industria alimentaria tiene como principal objetivo crear un producto que cree dependencia en nosotros, y por lo tanto lo compremos sin ni siquiera pararnos a ver que lleva este producto (si somos dependientes solo pensamos en comer el producto). Esta dependencia no se crea con un producto integral de calidad, por lo que la estrategia de la industria es vendérnoslo como integral sin realmente serlo, ya que saben que está de moda lo integral.

¿Cómo podemos diferencia entre si un producto es o no integral?

Muchos pensaréis que normalmente si un producto es integral te lo indica en grande en el nombre del producto, sin embargo, la industria alimentaria no dedica su tiempo a facilitarnos la vida, sino que ocurre al revés.

Para elegir un buen producto tenemos que ser los consumidores los que nos paremos a ver el ETIQUETADO NUTRICIONAL el cual nos dará a conocer cuál es la composición nutricional real del producto y así evitar caer en falsas publicidades.

PASOS A SEGUIR PARA CONOCER LA COMPOSICIÓN DE UN PRODUCTO:

1.       Mirar el listado de ingredientes y no la tabla de valores nutricionales, nos interesa conocer que lleva realmente el producto en cuanto a alimentos no cuantas Kcal, grasas, etc.

2.       Es muy importante que el primer ingrediente sea un cereal integral y en un % elevado, pues los ingredientes se ordenan de mayor a menor cantidad.

3.       Si el primer ingrediente no es cereal integral o harina integral pero más adelante en la lista indica la presencia de algún cereal integral, eso NO quiere decir que el producto sea integral, esto será una primera pista para pensar en un posible engaño.

4.       Si el primer ingrediente si es cereal integral o harina integral pero los siguientes ingredientes son azúcar, grasas vegetales…, debemos pensar que el producto no es tan bueno como pensábamos.

5.       Consejo personal: siempre que vayáis a leer una etiqueta haceros una pregunta previa a comenzar la lectura: ¿Si yo elaborase este producto en casa que usaría? Por ejemplo para hacer pan integral usamos: harina integral, levadura, aceite, agua y sal, si el producto que vas a leer lleva edulcorantes, azúcar, grasas vegetales de mala calidad…, debes pensar que probablemente este producto no es tan adecuado y que todo lo que el producto lleva de más es debido a la búsqueda incansable de la industria por crearnos dependencia a su producto.

Bueno, ¿Y por qué integral?

-          Contienen más vitaminas, minerales y nutrientes que los refinados.

-          Alto contenido en fibra que hace que nos saciemos más, mejora nuestra salud intestinal, controla nuestra glucemia (nivel de azúcar en sangre) y nos aporta energía de forma constante durante nuestro día cosa que no ocurre con un producto refinado.

Posibles engaños que podemos encontrar:

-          Nuestra legislación actual permite llamar a un producto integral sin necesidad de serlo, ya que en cara A del producto pueden indicar el nombre que quieran. Aunque en la lista de ingredientes siempre debe figurar la verdad del producto, de hay la importancia de leer la etiqueta.

-          Un producto de color más oscuro no quiere decir que sea integral. A veces encontramos panes oscuros cuyo ingrediente principal es harina refinada, pero le añaden un bajo % de centeno o espelta y nos lo pretenden vender como integral, realmente esto es una mentira.

-          Productos de bollería integrales que en el fondo son un producto inflado de azúcar y grasas de mala calidad. Una galleta nunca va a ser saludable ni integral debido a los ingredientes extra que siempre poseen, recordar que el objetivo principal es crearnos dependencia a su producto.



NUNCA SERÁ INTEGRAL AQUELLO QUE EN SUS INGREDIENTES LLEVE AZÚCAR, GRASAS VEGETALES, HARINA REFINADA O CEREALES REFINADOS.
haz clic para copiar mailmail copiado