Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

¿Por qué los excesos navideños nos dan igual?

Publicado: 17 de Diciembre de 2019

Llega la Navidad y la vida se nos ilumina, parece que el espíritu de la navidad comienza a inundar nuestro día a día y todos nuestros planes comienzan a ser entorno a comidas con amigos, familiares... (LEER HASTA EL FINAL, NO ES UN POST DESTINADO A AMARGAROS LA NAVIDAD)

Estos días de felicidad y alegría no vienen solos, vienen acompañados de productos procesados, excesos y bebidas. Pero en nuestra balanza de prioridades gana la felicidad y todo lo demás se convierte en ``despúes de navidad me pongo a dieta´´.

Pero mientras todo es felicidad, ¿que efecto ejercen sobre nosotros esos excesos navideños? (Os lo voy a explicar a partir de la idea de que somos un coche): Si yo soy un coche que funciona con gasolina, y de pronto un día me echan diesel, yo comenzaré a tener problemas e incluso dejaré de funcionar.

Nuestro organismo es igual, necesita a diario que le suministremos  (Hidratos de carbonos, proteinas, grasas, vitaminas y minerales de calidad), pero si comenzamos a suministrar (grasas trans, hidratos refinados, proteinas de baja calidad y pocas o ningunas vitaminas y minerales). Nuestro cuerpo empezará a funcionar mal.

¿Funcionar mal significa ganar peso?
- Puedes o no ganar peso, dependerá de cada persona.
- Significa mal funcionamiento de nuestros procesos internos y con ello riesgo de (aumento de colesterol, desequilibrio en nuestra tensión, alteración en el funcionamiento de nuestros órganos, etc).

Por lo tanto, los excesos tanto en navidad como fuera de estas lo que ocasionan es un mal funcionamiento de nuestro organismo que se puede representar de muchas formas dependiendo de cada individuo. 

La cuestión de todo esto no es encerrarnos en casa para no excedernos, no es pensar ``ya no podemos comer ni en navidad´´, no es prohibirnos ser felices... No, la cuestión es aprender a disfrutar comiendo con amigos, familiares, compañeros de trabajo, etc. Pero disfrutar siendo consciente de lo que comemos y siendo capaces de saber empezar a comer y de saber decir ``ya no tengo más hambre´´.

Comer siendo consciente es la solución a nuestros excesos, y aunque todo lo que nos ponen de comer este muy bueno, hay que saber decir ``ya está bien por esta comida´´.

DISFRUTA, VIVE LA NAVIDAD Y COME LOS PRODUCTOS TÍPICOS DE LA ÉPOCA PERO CONOCETÉ Y APRENDE A DETECTAR CUANDO REALMENTE TIENES HAMBRE Y CUANDO COMES POR GULA.




haz clic para copiar mailmail copiado