EscríbenosDónde estamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

LA EPIDEMIA CADA VEZ MÁS VISIBLE EN LAS AULAS

Publicado: 17 de Septiembre de 2019

Llega ``La vuelta al cole´´ y nuestros niños/jóvenes vuelven a su rutina para seguir evolucionando como personas mientras tanto sus familias siguen igual. Las familias del 2019 ya no tienen que preocuparse por la alimentación de sus hijos porque en el colegio desde hace unos años les dan un plan de desayunos para llevar al centro y comer allí, por lo que nuestros hijos van a comer mejor.  

Pero el niño vuelve a casa del colegio y en casa el orden que aparentemente tienen gracias al colegio, ese orden ya no está. Papá y Mamá están muy ocupados con sus trabajos, y este ritmo de vida no les permite educar en hábitos saludables a sus hijos.

¿Qué estamos consiguiendo con esta situación en nuestros hogares?

En septiembre de 2019 nos encontramos con un 35% de obesidad entre nuestros niños y adolescentes, este dato supone que 1 de cada 3 niños/adolescentes ya es obeso. Sin embargo, nuestra sociedad no le da valor a esta situación ya que hemos llegado a normalizar dicha situación sin razón justificable.

Un niño obeso sigue siendo un niño sin dar el estirón, un niño que come mal sigue siendo un niño muy malo para comer… Pero rara vez un niño obeso es un niño que necesita aprender a comer, un niño que come mal es un niño con unos malos cimientos en alimentación.

Yo te invito a que mires al niño/ adolescente que tienes sentado al lado, y te hagas la pregunta:

¿Cómo puedo ayudarlo a conseguir un adecuado estado de salud para que pueda disfrutar de su vida sin problemas de salud?

Según la OMS (Organización Mundial de Salud), la solución principal es dedicar 1 de cada 3 minutos de nuestro día a cuidar lo que comemos en casa y en cuanto a alimentación los consejos son:

-          El desayuno debe ser saludable en el caso de consumirlo, no debemos caer en el falso mito de que hay que desayunar por ser la comida más importante y cualquier cosa vale para esta comida.

-          La media mañana y merienda deben ser fruta, hortalizas, frutos secos…

-          Reducir la frecuencia con la que les damos productos calóricos y pobres en nutrientes.

-          Reducir el consumo de bebidas azucaradas.

-          Comer en familia, además de cuidar lo que comen tus hijos crearas un vínculo. ``SI MI PADRE LO COME, YO LO COMO´´.

-          Reducir las actividades sedentarias (ver televisión, jugar a videojuegos, usar el móvil…) y fomentar actividades con amigos y en grupo.

-          Apoyarse en profesionales que eduquen tanto a los niños como a vosotros mismo como padres. ``PEDIR AYUDA SIEMPRE VIENE BIEN´´.


NO PERMITAS QUE LA SALUD DE TU HIJO ESTE EN JUEGO, EN EL FUTURO TE LO AGRADECERÁ.

haz clic para copiar mailmail copiado